Turismo de montaña en Sierra Nevada

Las altísimas montañas nevadas de Sierra Nevada son los picos más altos de España y ofrecen un paisaje inspirador y una escapada pacífica a la naturaleza. De noviembre a junio, las montañas de Sierra Nevada están cubiertas de nieve. La estación de esquí de Pradollano está a sólo 45 minutos de Granada y cuenta con maravillosas pistas de descenso abiertas. Siendo la región de deportes de invierno más al sur de Europa, Sierra Nevada tiene un clima relativamente templado y frecuentes días soleados con cielos perfectamente azules.

Descendiendo de las cumbres de Sierra Nevada, Las Alpujarras es un paisaje virgen de colinas boscosas, valles verdes y olivares salpicados de los típicos Pueblos Blancos (pueblos moriscos encalados). Ubicados en bosques y desfiladeros escarpados, estos pueblos característicos cuentan con tranquilas calles peatonales, casas adornadas con flores y pequeñas iglesias históricas a menudo convertidas de mezquitas. Las Alpujarras es uno de los mejores lugares para visitar en el sur de España por un paisaje natural idílico. Alrededor de los encantadores pueblos hay senderos naturales para caminatas por la montaña.

Estas son algunas de las zonas de montaña donde hacer turismo en Granada:

  • La Ruta al Pico de Veleta: Con 3.428 metros, el Pico de Veleta es el segundo pico más alto de la cordillera de Sierra Nevada después del Cerro de Mulhacén, que se eleva a 3.481 metros. El camino hacia el Pico de Veleta es un viaje encantador al glorioso mundo montañoso de Sierra Nevada.
    El viaje comienza a 640 metros de altitud en la Vega de Granada y asciende en continuo ascenso hasta los 3.392 metros, casi hasta la cima del Pico de Veleta, lo que la convierte en una de las carreteras de montaña más altas de Europa. La ruta sigue un camino asfaltado y se puede realizar en autobús o en coche.
    Una característica llamativa de la ruta es el contraste entre el exuberante paisaje sur de la Vega de Granada y los picos nevados de Sierra Nevada. Se aconseja ropa abrigada por el viento y las bajas temperaturas en la parte superior.
  • El encanto de Capileira: En la salvaje comarca montañosa de Las Alpujarras, el pueblo de Capileira se sitúa a 1.436 metros a tan solo 37 kilómetros del Pico de Veleta.
    Capileira es el más alto y remoto de los tres pueblos encalados del desfiladero de Poqueira , una zona de hermosos paisajes accidentados. Construido en una ladera, el pueblo tiene calles estrechas y sinuosas y muchos manantiales de agua dulce que atraviesan la ciudad. Desde casi todos los rincones del pueblo, las vistas son excepcionales. El pueblo es una buena base para paseos por la naturaleza y caminatas en el desfiladero, así como hasta las montañas de Sierra Nevada.
  • El sendero natural Camino Real de las Hoyas: Los pequeños pueblos vecinos de Yegen y Mecina Bombarón están rodeados por un paisaje virgen que es un lugar excelente para practicar senderismo y paseos por la naturaleza. Un camino bordeado de robles centenarios, el Camino Real de las Hoyas, une ambos pueblos.
    A lo largo de este sendero de cinco kilómetros, los senderistas se encontrarán con un antiguo puente, que se cree de origen romano, que unía Almería con Granada; el antiguo puente se encuentra debajo de un moderno puente de tránsito, que ofrece un impresionante contraste de estilos arquitectónicos. La ruta atraviesa el variado paisaje de Sierra Nevada, lleno de vegetación diversa y animales salvajes como cabras montesas y jabalíes.

Cosas que no puedes perderte en Granada

Granada es todo un paraíso para el turista, pues puedes encontrar todo tipo de ocio y entretenimiento, tanto exterior como interior, tanto en playa como en montaña, y tanto en su capital como en la provincia. Sin embargo, es la ciudad que da nombre a todo el territorio la que lleva la mayor parte de este encanto, abriéndose al mundo y mandando un reclamo imposible de resistir para cualquier buen viajero.

Por eso, aconsejamos que visites Granada capital y no te dejes atrás ninguna de estas maravillas que puedes encontrar en ella:

  • La Alhambra: Este complejo mezcla de palacio y fortaleza es parte del legado dejado por los gobernantes musulmanes de la Península Ibérica. Tiene tres componentes, y cada uno de ellos merece una visita por separada: la fortaleza de la Alcazaba, la parte militar del complejo, que es una de las zonas más antiguas de toda la Alhambra; los Palacios Nazaríes, que son la zona más famosa y visitada, compuesta por tres palacios diferentes; y finalmente, el Generalife, que es otro palacio con impresionantes jardines. Los que vivieron aquí lo usaron como un escape de la vida típica del palacio, convirtiéndolo en su residencia de recreo.
  • La calle Elvira: Esta encantadora calle es una de los mejores lugares que ver en Granada para comprender el ambiente único de la ciudad: bares de tapas, restaurantes, lugares para comprar y teterías llenan toda la línea del lugar. Las influencias de Granada en Oriente Medio y África del Norte son evidentes en este tramo de su localización. En un extremo de esta calle, encontrarás el Arco de Elvira, que solía ser la entrada principal de la ciudad.
  • El Mirador de San Nicolás:  Popular entre estudiantes de la Universidad de Granada y turistas por igual, este puesto de observación a menudo está abarrotado, pero vale la pena visitarlo. Disfruta de la banda sonora de los artistas callejeros mientras visitas para admirar la Alhambra en cualquier momento del día. Si no te importa la multitud, este lugar ofrece una de las mejores puestas de sol de toda España.
  • La Alcaicería: La Alcaicería es el Gran Bazar de Granada. ¡Los colores y el ambiente de sus tiendas son una de las cosas más pintorescas de la ciudad! En el siglo XV, una serie de calles llenas de tiendas conformaban la Alcaicería original; se quemó en el siglo XIX y, desde su reconstrucción, sólo queda una sección de los restos originales.
  • El Albaicín: Las calles estrechas y laberínticas de los días anteriores a los automóviles conforman este vecindario, que es una de las mejores cosas para ver en Granada. El Albaicín es el hogar del Mirador de San Nicolás; planea en algún momento explorar el área antes o después de su visita al famoso mirador. 
  • El Sacromonte: El Sacromonte es un área donde vive la comunidad romaní (gitana) de Granada; las casas son viviendas tradicionales construidas en cuevas encaladas.
  • La Catedral de Granada: Hay dos cosas que distinguen a esta gran obra arquitéctonica de sus homólogas españolas: primero, esta catedral no se construyó hasta después de la reconquista cristiana de la ciudad, por eso su estilo es el renacentista, alejado de la gran mayoría de otras catedrales de aspecto gótico; y segundo, se construyó para convertirse en el mausoleo oficial de los Reyes de España, comenzando por los Católicos, aunque después su bisnieto, Felipe II, acabó con ese fin, trasladando los restos reales al palacio del El Escorial.